El Rey del Pulpo deja de ser gallego

Back to Posts

Share this post

Un fondo de inversión y una financiera compran Discefa, el mayor distribuidor de pulpo congelado

GED V España, gestora independiente localizada en Madrid, ha debutado como fondo de capital riesgo y escogió el pulpo como animal de compañía en la que ha sido su primera aventura inversora. El grupo ha culminado con éxito la adquisición de la mayor parte de las acciones de Discefa, la mayor compañía especializada en la transformación y distribución de pulpo congelado de alta calidad. Una distribuidora de cefalópodos que tiene su sede central en Cambre aunque tres cuartas partes de su facturación provienen del extranjero.

En la localidad coruñesa seguirá teniendo sede, dirección y equipo directivo -que de momento continúa-, pero la propiedad de la empresa que comercializa El Rey del Pulpo ha dejado de ser gallega después de que el citado fondo de capital inversión, de la mano de la financiera Oquendo -con sede en Madrid y pionera en ofrecer financiación alternativa a pequeñas y medianas empresas españolas-, se haya hecho con el 71 % en una operación mixta en la que ambas se reparten propiedad y deuda.

Desde la dirección de la empresa se han mostrado reacios a dar información sobre la operación. Y aunque desde GED V España no solo la confirman, sino que sacan pecho por la misma, guardan con celo el importe de la adquisición, alegando que se trata de información «confidencial».

El beneficio

Ahora bien, no tienen empacho en difundir con orgullo un movimiento que les ha permitido convertirse en accionistas mayoritarios de una compañía fundada en 1982, que facturó en el 2015 hasta 62,3 millones de euros y cuyo EBITDA (beneficio antes de intereses, impuestos, amortizaciones y depreciaciones) fue de 14 millones en el citado ejercicio.

Con esos números, no es extraño que el nuevo fondo diga que Discefa se ajusta totalmente a sus parámetros de inversión: «Compañías industriales de tamaño medio, con potencial de crecimiento, líderes en su sector y que se encuentren en pleno proceso de internacionalización». En este último aspecto, el fondo apunta que en la actualidad el 75 % de la facturación de Discefa se generó fuera de España, en mercados donde la empresa tiene en marcha planes de fuerte crecimiento con el objetivo de aprovechar el incremento de consumo de su producto registrado en los últimos años.

Mayor tamaño

Y la intención es que siga creciendo. Enrique Centelles, socio director de GED V España, que lidera la operación, mostró abiertamente su satisfacción por haber comprado pulpo gallego: «Estamos muy satisfechos de poder anunciar la adquisición de una participación mayoritaria en Discefa, ya que se trata de la primera operación que realizamos con el nuevo fondo y nuestra intención durante los próximos ejercicios es ayudar a consolidar el liderazgo de Discefa en el mercado nacional, además de potenciar y apoyar su expansión internacional». En este sentido, «el objetivo debe ser elevar aún más si cabe la calidad en la oferta del producto a los clientes para ser los más competitivos del mercado al que nos dirigimos», añadió Centelles en un comunicado. Para ello se apoyarán en «una propuesta muy completa y de valor para todo el canal».

La compañía sigue funcionando igual y sirviendo a clientes con 15 años de antigüedad media

Fuentes del fondo GED V España aclararon que todavía es «demasiado pronto para saber nada de cambios operativos u organizativos. GED acaba de entrar en el capital y no hay decisiones al respecto». Así que en Cambre continúa por el momento todo igual, atendiendo a todos sus clientes, que tienen una antigüedad media de 15 años, y sirviéndoles sus marcas «de reconocido prestigio en sus mercados», como El Rey del Pulpo, Fribó, Pindusa y Algaravío.

En otros tiempos, Discefa tuvo una filial instalada en Las Palmas, ahora en fase de liquidación. Aunque no lo han confirmado desde la compañía, lo más probable es que la supresión de estos activos esté ligada a la expulsión de la flota cefalopodera gallega de sus caladeros históricos, como fueron primero el de Marruecos y después el de Mauritania, lo que supuso un punto de inflexión para el puerto de Las Palmas, donde las descargas de pescado, y en su mayor parte de cefalópodos, cayeron en picado.

La compañía comercializa pulpo de todos los caladeros, tanto el extraído en Galicia -hasta la semana pasada en veda y, por tanto, con el grifo del suministro cerrado- como en Yucatán (México), Agadir (Marruecos), Canarias, Cádiz y otros puntos del Atlántico. GED V aclaró que esta ha sido su primera operación, pero no la última. ¿Será en el sector pesquero? «Puede ser en este o puede ser en otros sectores económicos», basta con que se adapte al perfil de empresa líder y consolidada, aclaran desde el fondo.

Back to Posts